Buscar

rssfacebookyou tubecontacto

Se encuentra usted aquí

 

Dirty Deed.. no tan sucio.

Con la bendita fiebre del DIY muchos nos hemos olvidado de los pedales (aquel Boss Heavy Metal!) y hemos dado la vuelta al marcador tras pasar por pedales comerciales, por pedaleras y pedales hechos a medida, hasta abandonar en muchos casos (los mas rockeros) toda la parafernalia de efectos dejando un simple cable al ampli. Está claro que el crujido natura de las válvulas es bastante difícil de imitar por su textura y calidez, pero los amigos de Seymour Duncan han dado un pasito bastante firme con este pedal, o al menos así lo parece.